¿Quieres reformar tu cuarto de baño, pero no sabes cuánto cuesta reformar un baño, cuánto vas a gastar o qué presupuesto requieres para llevar a cabo esta reforma? Si bien, la mayor parte de la reforma puede estar al alcance de nuestro bolsillo, también hay que considerar bajo qué criterios haremos una mejor y adecuada reforma. Es decir, cuando remodelemos cualquier habitación de nuestra casa sí hay que tomar en cuenta la estética, pero sin olvidar que lo primordial es mejorar su funcionabilidad. Siguiendo esta premisa podemos estar seguros que lograremos con éxito la tarea de remodelación gastando sólo lo acorde a nuestro presupuesto.

Nuestros baños son una parte esencial del hogar, pues su uso es continuo y necesario, pero esto también ocasiona que su desgaste sea progresivo. De hecho, es por esa razón que a los baños se les reforma con mayor frecuencia que cualquier otra parte de la vivienda y por la que hay que realizarles mantenimientos periódicamente.

¿Cuánto cuesta reformar una baño? ¿Está a mi alcance?

Cuando vamos a realizar las reformas de las salas de baño, encontraremos ofertas desde sencillas hasta premium basadas en las dimensiones, elementos a agregar, eliminar, o sencillamente mejorar ¿Y cuánto debes gastarte? Bueno, cuánto cuesta reformar un baño a tu alcance y satisfacción, depende de la cantidad de dinero que dispones y otros factores como si es tu baño o de un lugar alquilado. Se debe hacer una correcta planificación sobre el alcance y cambio a realizar. Una buena asesoría con personal calificado como el nuestro evitaría futuros gastos de más, o peor, tener lo que no esperábamos de la reforma ejecutada.

Si contamos con buena asesoría, un presupuesto establecido, y tenemos claro lo que queremos conseguir, sabremos qué factores aumentarían o disminuirían nuestra inversión. Por ejemplo, la calidad y el costo de los materiales u otros elementos empleados, así como su tamaño ¡Y la mano de obra! En detalle, debes tomar en consideración:

  1. Si hay demolición completa o no, sumado a la eliminación de los escombros.
  2. Si se cambiarán total, parcial o no habrá cambios fundamentales en las instalaciones eléctricas.
  3. El tamaño de tu baño según la superficie
  4. La calidad de los materiales. Aunque el mercado ofrece precios variados, y los materiales baratos alivian nuestro bolsillo, no son los más convenientes.
  5. La calefacción que requiere nuestro baño particular.
  6. La fontanería.
  7. El cambio de accesorios, si pueden reciclarse o venderse, como los wc inodoros, grifos, lavabos, duchas, mamparas (más los gastos de instalación)
  8. Los revestimientos de las paredes y suelos, que según su calidad pueden aumentar considerablemente el precio.
  9. La iluminación es otro factor importante, según el coste de las lámparas.

reformas baño

¿Por qué debemos hacer reformas de baños?

Generalmente es por la necesidad de un cambió de ambiente, mejora y mayor confort. Las reformas de baños responden a cómo están funcionando o cómo lucen en nuestro hogar. No obstante, también hay razones que no son necesariamente las antes mencionadas, y que hacen que tengamos que mejorar y remodelar el baño. Ejemplos son los daños o averías, así como las ganas de realizar un cambio de imagen que concuerde con la decoración del resto de la casa.

Cuando no tenemos buena iluminación, el espacio no está bien distribuido o simplemente no tenemos nada de espacio, entonces no habrá áreas para colocar los utensilios necesarios. El lugar se volverá incómodo y el aspecto será poco atractivo. Además, si el suelo o la pared está muy desgastada, dañada, o sin colores ¡Alerta! Es momento de pensar seriamente en hacer un cambio. Tu familia te lo agradecerá y tú te sentirás más a gusto ¿Acaso esa no es razón suficiente para que reformar el baño sea una inversión justificada?

Consejos para lograr una excelente reforma de baño

La durabilidad, belleza y calidad de los elementos que forman nuestro baño, son muy importantes no sólo para lograr la remodelación deseada, sino para que no aparezcan complicaciones en poco tiempo que debamos arreglar. Asimismo, hay que aclarar que la calidad no lo es todo, aspectos como la distribución de los espacios entre la ducha, inodoro y lavabos también son importantes.

La iluminación, por otro lado, es imprescindible para movernos con tranquilidad y confianza evitando tropezones o caídas. El ahorro de espacio, como mencionamos, es otra norma a considerar, la distribución de los espejos, toalleros, y que la puerta no incomode al abrirse o se choque con el lavamanos. Es recomendable evitar atiborrar el baño con accesorios, solo elige los más importantes. Es decir, no es necesario colocar 3 o 4 estantes que ocupen espacio innecesario, con 1 basta. ¡Ah! Fíjate que el color sea agradable a la vista, nada como un baño bien iluminado y con un armónico color. Con todo esto puedes hacerte una idea de cuánto cuesta reformar un baño.

Lo mejor para alicatar el baño

Los revestimientos más utilizados para alicatar el baño son azulejos, gress y gresite. La ventaja de estos es que son impermeables, fáciles de limpiar, muy resistentes e higiénicos. Los azulejos, aunque menos resistentes que otros, los hay de diversos colores y varios estampados, además de ser más accesibles económicamente. Otra opción es el gress que es más resistente pero también más costoso. El gress porcelánico es muy popular, por cierto.

La opción de gresite le da a tu baño una apariencia única ya que está disponible en una gran variedad de colores, que puedes personalizar a tu gusto, además es muy resistente al desgaste y al agua. No obstante, usar el gresite para alicatar el baño puede ser un inconveniente porque vienen conformados en azulejos muy pequeños, aumentando el número de juntas y dificultando su limpieza. Sea cual sea el material que elijas, nunca ignores el consejo de nuestros expertos, estos te guiarán sobre cómo alicatar de manera más acertada tus baños.