Como es de suponer, estrenar cocina es una de las razones por las que nos planteamos reformarla, siendo la labor que más frecuentemente se ha hecho en nuestros hogares. Sin embargo, representa un gasto y a veces es un inconveniente. Esto ocurre porque no sabemos elegir un buen presupuesto y nos conformamos con estar en un lugar incómodo. O bien, sí disponemos de un presupuesto, pero no sabemos cómo realizar la remodelación adecuadamente.

Es por ello que debemos asesorarnos bien y tener una idea clara de qué es lo que buscamos según nuestras aspiraciones, gustos, así como nuestro alcance presupuestario. Si estamos bien informados por profesionales, lograremos darle ese aspecto de ensueño a nuestra cocina que nos haga sentir satisfechos. No importa si contamos con mucho o poco para gastar, siempre habrá maneras de lograr buenas reformas. Al final, verás como adquieres una cocina súper original.

Cuánto cuesta reformar una cocina y hacerla más original

Lograr una reforma personalizada y única, requiere de una buena inversión. Pero hablar de cuánto cuesta reformar una cocina y transformarla en una súper original va de la mano con cuánto estamos dispuestos o más bien cuánto dinero disponemos para cumplir esta ambición. Los vidrios esmerilados como separadores, las puertas corredizas de cristal, pisos teñidos o con cerámicas personalizadas, diseños curvos y granitos o porcelanasos oscuros, barras, estanterías, iluminación, etc. Son sólo algunas cuestiones que le darán ese toque único y original a tu cocina.

¿Cuánto cuesta reformar una cocina? 5 ideas para aprovechar al máximo tu presupuesto

Hay momentos en los que pensamos que nuestra casa sí o sí necesita una remodelación, y la verdad es que solo hay que cambiar la apariencia de lugares claves como la cocina. Una transformación mínima pero esencial, da un nuevo ambiente al hogar. La inversión a realizar es crucial sobre todo si no disponemos de mucho, pero esto no es impedimento para lograr la reforma. Considerando los cambios a realizar, puedes poner en práctica lo siguiente:

  1. Comprar nuevas bancas o muebles modernizados, como los estantes. Estos elementos tan sencillos pueden dar un cambio grande.
  2. Realiza cambios en el color, pinta lo que sea de madera, conglomerado, o las paredes. 
  3. Adorna con elementos decorativos, sin caer en lo chillón. Ejemplos que ayudan a mejorar la apariencia son fruteros, cuadros, cortinas, y lámparas.
  4. Realiza un cambio en la grifería, accesorios de cocina y limpieza. Aunque no lo parezca, estos detalles son muy significativos.

Como estar satisfechos con las reformas de cocinas 

Para estar satisfechos con su resultado final, las reformas de cocinas deben quedar funcionalmente perfectas. Para lograr esta meta las cocinas necesitan buena ventilación ya sea por ventanas más amplias o con buenos sistemas de extracción de aire. Asimismo, dale tu propio toque de personalidad y originalidad, idea una combinación particular, un diseño o una superficie.

Que se refleje un cambio de colores, este detalle es casi tan fundamental en el cambio, como que la distribución de los muebles, elementos y espacio sea armónica y correcta. Hablando de espacios, procura que no haya faltantes ni de sobra, la idea es que puedas moverte cómodamente. Igualmente, que la iluminación sea satisfactoria, bien sea por luz artificial o en el caso del día la luz natural. Una cocina oscura, por muchos lujos y accesorios que tenga, jamás será apreciada ni disfrutada plenamente. No olvidemos que según nuestro presupuesto disponible la reforma será un gran o pequeño proyecto. 

Las cocinas americanas

Las cocinas americanas son una preferencia habitual en muchos hogares. Tienen la peculiaridad de encontrarse unidas con la sala o comedor, ocupando una única área. Este tipo de cocinas logran así una mayor amplitud, característica que maximiza la posibilidad de espacio. La unión de áreas también ofrece uniformidad y armonía. Los estilos que puedes elegir son diversos: el rústico, nórdico, vintage, country, modernizado, etc. Para mayor modernismo, suelen tener barras con taburetes muy cómodos para el desayuno y otras comidas.

Algunas desventajas que pueden presentar estas cocinas son que, al estar diseñadas junto al comedor, algunos olores comunes de la comida pueden llegar a tus visitas, e incluso ocultar el desorden se ve complicado. Cada quien tiene sus propios gustos y necesidades, así que a la hora de reformar tu cocina y cambiarla a una americana, será según tus propias expectativas.

cocina-americana

Cómo cambiar a cocinas americanas 

Si eres de las personas que tienen o disponen de poco espacio y quieres ampliar tu cocina, necesitas una reforma. Cambiar tu cocina y pasarla al estilo de las cocinas americanas es el canje que debes hacer. Hay muchos diseños disponibles y prediseñados, pero también puedes darle tu toque especial según tu estilo, el costo dependerá de los elementos que empleemos y agreguemos a nuestra cocina. Una buena idea es utilizar accesorios integradores con el color en el piso, muebles y paredes, así será una pieza con fluidez.

El utilizar el nivel del suelo para marcar diferencias de espacios, es una idea genial para tu cocina americana. Por ejemplo, el piso de la cocina puede estar más elevado que el de la sala. Las puertas corredizas de vidrio darían la sensación de separación y continuidad al mismo tiempo, aparte que son un detalle elegante. Los medios muros de vidrio o cerámica también son una excelente opción. O bien, puedes optar por la barra con taburetes como separador que es otra alternativa más funcional. Por último, colocar el comedor como lugar de transición entre la sala y la cocina es otra posibilidad de diseño a considerar.