¿Quieres saber qué tener en cuenta para reformar una casa antigua? Es el momento de aprenderlo todo en este post.

Sin duda la apariencia de una casa antigua transmite sensación de misterio y de un aspecto rústico. Sin embargo, con el pasar de los años su deterioro puede convertirse en un problema.  No obstante, si éste es el caso de tu vivienda, no te preocupes porque puedes optar por reformarla y conservar los detalles que hacen de tu casa antigua única y con ese toque rústico.

Pero antes de poner manos a la obra debes conocer ciertas cosas que debes tener en cuenta al momento de reformar tu hogar. ¡Echa un vistazo!

¿Cómo determinar el tipo de reforma?

Esta es una pregunta que frecuentemente se hacen las personas antes de decidir realizar un cambio en su casa. Pues, en momentos así surgen un sinfín de dudas.

Sin embargo, con algunos consejos podrás aclarar y determinar cuál es el tipo de reforma que desear realizar. Lo primero que debes tener claro es si el cambio será sólo en el aspecto externo de tu casa, en el interno o en ambos lugares.

Luego debes determinar qué detalles deseas conservar el aspecto de tu casa de pueblo. Por ejemplo, su techo, paredes, distribución interna, el tamaño de sus accesos, entre otras áreas.

También, es importante que antes de poner manos a la obra cuentes con un presupuesto, donde conozcas cuáles son los materiales que utilizarás y si éstos son de calidad.

Si es así, podrás comenzar fácilmente el emocionante cambio en tu casa antigua o de pueblo. Te recomendamos que conserves los detalles rústicos de tu vivienda, para que siga siendo única.

Áreas por las que debes comenzar la reforma

Aunque esto va a depender de tus gustos y exigencias, existen ciertas áreas dentro de la casa por las que se recomienda comenzar la reforma.

Ya que tendrás así, tendrás una idea del cambio radical del cambio de tu vivienda. Fíjate muy bien en los detalles de cada espacio:

Estructuras exteriores e interiores

Cuando nos referimos a las estructuras externas, es la fachada de tu hogar, su aspecto exterior, el cual refleja el estilo antiguo y rústico. Si entre tus planes está cambiar completamente el aspecto externo, ello va a incluir paredes, techo o tejados.

Con respecto a las estructuras interiores, nos referimos a la reforma de la distribución del espacio dentro de tu casa. Es recomendable renovar el hogar tanto dentro, como fuera.

Por ello, te aconsejamos que distribuyas de forma diferente el interior de tu hogar. Ya sea la sala, el comedor, pasillos, entre otros lugares.

Entradas de la casa

Una de las partes de tu vivienda que más se notará si le realizas una reforma, son las puertas y ventanas. Por lo general, los cambios en estas zonas se refieren a materiales, es decir implementar nuevos materiales en ellos.

Si deseas conservar el aspecto antiguo o de pueblo en tu casa, nada mejor que optar por puertas y ventanas de madera. Para darle ese toque rústico a su aspecto.

Cableados, interruptores y enchufes

Otro aspecto muy importante al momento de realizar una reforma en casa, es el cableado en general de la misma.

Los nuevos accesorios o implementos que vayas a utilizar para la reforma de tu hogar, van a depender de la ubicación de interruptores o enchufes. Asimismo, el aspecto de estos artefactos, puedes conservar sus aspectos rústicos incorporando bordes de madera.

Dormitorios

Finalmente, pero no menos importante son las habitaciones. Pues es el lugar en donde podrás descansar completamente.

Uno de los aspectos fundamentales al momento de reformar una habitación son sus accesorios y combinación. Es decir, cama, mesas, lámpara, espejos, entre otros artículos que se encuentren en el área.

Ahora que conoces todo lo que debes tener en cuenta para realizar la reforma de tu casa antigua o de pueblo, no esperes más y pon manos a la obra.