Reformar una cocina es una solución sencilla que te permitirá ahorrar en costes y en tiempo. Pequeños cambios pueden ser más que suficientes para que tu cocina quede como nueva, con un aire renovado y con un espacio mucho más funcional y práctico.

Si quieres reformar cocina y darle vida a una de las estancias más funcionales de la casa, sigue estos pasos.

Reformar cocina: pasos para conseguirlo

1. Cambio de imagen a los muebles.

Darle un toque diferente a los muebles. Lijarlos y pintarlos, cambiarles los tiradores y el sistema de cierre (con amortiguadores o topes para puertas de armarios) pueden ser soluciones interesantes para que no tengas que cambiar todo el mobiliario.

2. Pintar paredes.

Si tienes azulejos, puedes usar esmaltes sintéticos para superficies de forma que les cambies el color. Puedes escoger colores más actuales. Eso sí, utiliza esmaltes que sean resistentes a la humedad y a la grasa.

3. Sustituye la encimera.

Existen muchísimas opciones para reemplazar la encimera a la hora de reformar cocina. Hay un montón de materiales diferentes que puedes usar según tu gusto y estilo. El mármol, la madera, el granito, el acero inoxidable, el azulejo marroquí, el hormigón, la piedra o el cuarzo son solo algunas de ellas.

4. Protege el frente de cocción.

Un panel de acero inoxidable puede ser más que suficiente para que protejas el frente de cocción de la grasa. Además, es muy fácil de limpiar.

5. Reemplaza el fregadero.

Sustituye el fregadero por otro más moderno. Ten en cuenta las medidas, sobre todo si finalmente decides no sustituir la encima. Si vas a sustituirla como te comentamos en un paso anterior, entonces tienes más opción de escoger un fregadero diferente al que tenías.

6. Cambia la grifería.

La grifería parece ser ese elemento que pasa desapercibido. Pero, en realidad, a la hora de reformar cocina, esta le da mucha personalidad.

7.  Cambia el suelo.

Para cambiar el suelo no siempre es necesario levantar primero el anterior. Es decir, puedes poner suelo sobre suelo. También para esto hay muchas soluciones: madera, vinílicos, parquet flotante, etc.

8. Renueva la estructura del almacenaje.

Puedes aprovechar los espacios de los que ya dispones y modificar solo su estructura. Para reformar cocina, en ocasiones simplemente cambiar el orden, incluir más estantes, hacer un botellero son soluciones de almacenaje ideales.

9. Reemplaza tus electrodomésticos.

Reemplazar los electrodomésticos no solo da un toque diferente a la cocina. También te permite ahorrar. Para ello, sustitúyelos por otros más eficientes con certificación energética mínima de A+ o A++.

10. Cambia la iluminación.

La iluminación es otro elemento fundamental a la hora de reformar cocina. Cambia la instalación para darle más luz y opta también por bombillas eficientes.

Como puedes ver, diez pasos pueden ser suficientes para reformar cocina. Y tú ¿te animas con la tuya?