El mantenimiento de edificios es uno de los servicios estrella de entre todos los que afectan a la construcción de una edificación, pues este no solo es necesario, sino que, además, en ocasiones, se hace imprescindible.

Y es que, aunque no se trate de una obra nueva, sino de reformas integrales, por mucho que se restaure o reforme la vivienda o cualquier tipo de edificación, el mantenimiento de edificios deberá hacerse siempre. Las razones son múltiples, pero podemos resumirlas en un aspecto clave para las construcciones, la prevención, bien sea de averías, deterioros o hasta daños que afectan tanto de forma natural como por el uso a los inmuebles y a todos los ámbitos que a él le afectan.

Cuando hablamos de mantenimiento de edificios nos referimos tanto al proceso de conservación física como aquella otra funcional; es decir, que no solo afecte al buen ver de la fachada, a aquello que se ve del edificio, sino que también afecte al buen funcionamiento de la edificación, a esos pequeños detalles que tanta importancia tienen.

Por ámbitos relacionados con el mantenimiento de edificios nos referimos, por ejemplo, a servicios inherentes como la fontanería, la electricidad o la construcción. Todos ellos necesitan un cuidado, un seguimiento y un control periódico para garantizar la seguridad del edificio.

Con el servicio de mantenimiento de edificios se garantiza también el confort de los usuarios, así como de sus propietarios, que no tendrán que preocuparse por nada una vez que el servicio de reformas integrales se respalda con un adecuado mantenimiento.

Pero entonces, ¿por qué el mantenimiento de edificios?

El mantenimiento de edificios es importante, en resumidas cuentas, por los siguientes motivos:

  1. Mantiene en buen estado físico la edificación.
  2. Conserva su estructura en un estado óptimo.
  3. Garantiza la seguridad en el edificio.
  4. Asegura la comodidad de los usuarios.
  5. Previene averías, daños y corrige aquellos que ya se han producido.

El mantenimiento de edificios, ¿es igual de importante en todas las construcciones?

Sea el tipo de edificación que sea, sea un centro educativo, una finca o una comunidad, y sean construcciones de obra nueva o reformas integrales, el mantenimiento de edificios es necesario para que estos se mantengan en buenas condiciones y para que su instalaciones sean fiables a lo largo del tiempo.

Qué servicios se requieren para el mantenimiento de edificios.

Se trata de servicios de limpieza, electricidad, construcción, albañilería, climatización y calefacción, pintura, control de plagas, carpintería, energías renovables, etc.

Por qué Reformas Integrales Valencia.

En Construcciones Ribera, no solo se ofrece una comunicación de lo más fluida a los clientes, sino que, además, existe un compromiso a la hora de ofrecer un servicio de mantenimiento de edificios de calidad donde la transparencia es el mayor sello de identidad.

Nuestro servicio de mantenimiento de edificios para reformas integrales garantiza la máxima transparencia. Una vez que se solicita presupuesto, la información que se ofrece está muy detallada, por lo que no existe ningún tipo de desacuerdo por ninguna parte.

Y ahora que sabes todo esto, ¿te animas tú con el mantenimiento de edificios?

En Reformas Integrales Valencia, somos expertos en realizar revisiones o análisis rutinarios, llevar el mantenimiento de edificios y reparar las instalaciones que sean necesarias. Ejecutamos de forma directa los servicios sin necesidad de que existan intermediarios, por lo que se reducen los costes y se dispone de unos procesos laborales mucho más eficientes, fiables y de calidad.

Entran también en juego otros muchos factores como el confort de los usuarios.

En EUR somos especialistas en hacer revisiones periódicas, mantener y reparar todas las instalaciones del edificio, realizando la ejecución directa de los servicios, sin intermediarios, lo cual implica reducir costes y disponer de unos procesos de trabajo más eficiente fiable y de mayor calidad.

NORMAS ESTATALES MANTENIMIENTO EDIFICIOS:

–           Real Decreto Ley 8/2011, publicado el 7 de julio de 2011, establece la obligatoriedad de realizar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) a todas las edificaciones de más de 50 años de antigüedad de los municipios de más de 25.000 habitantes (salvo que las Comunidades Autónomas fijen un límite menor).

–           ley de Ordenación de la Edificación (LOE 38/1999) que dispone que los propietarios y usuarios tienen la obligación de conservar en buen estado la edificación mediante un uso adecuado y mantenimiento.

–           Código Técnico de la Edificación (CTE, Real Decreto 314/2006), recuerda la obligatoriedad de realizar un correcto mantenimiento del edificio por parte de propietarios y usuarios.